Agustín Medina conferenciante

un puñetazo en el ojo