Agustín Medina conferenciante

Latinoamérica

Fotos Costa Rica 9A mediados de los años 90 yo era presidente de un grupo de agencias de publicidad europeas independientes llamado MAPP. Cada seis meses, los dirigentes de cada agencia nos reuníamos en uno de los países miembros. En una ocasión, reunidos en la ciudad de Lyon en Francia, presentamos un proyecto común a un grupo de periodistas franceses. Subimos al escenario junto con nuestros colegas alemanes, suecos, ingleses, italianos y franceses y todos explicamos a la audiencia nuestra visión del mundo de la publicidad y los negocios.

Al terminar las presentaciones, una cadena de televisión francesa me hizo una entrevista para su noticiario. Al acabar la entrevista, el periodista francés me dijo: «He escuchado atentamente todas las intervenciones. Y mi conclusión final es que ustedes los españoles son los únicos que tienen algo interesante que decir. Creo sinceramente que España es el único país vivo en Europa».

En la actualidad yo tengo la misma impresión que el periodista francés con respecto a Latinoamérica. Creo que es el único lugar de habla hispana donde la gente todavía está viva.

En mi calidad de conferenciante viajo muy a menudo al continente americano. Chile, Colombia, Costa Rica o la República Dominicana han sido algunos de mis últimos destinos. Y en todos ellos he tenido la misma sensación. Mientras aquí nos lamentamos de la crisis y de la falta de oportunidades, ellos trabajan con entusiasmo para innovar y desarrollarse.

Sin duda los niveles de vida, a pesar de nuestra coyuntural situación de crisis, no son comparables. Sin embargo, ellos se sienten más vivos que nosotros. Tienen también muchos problemas de corrupción y sufren también la ineficacia de algunos de sus gobernantes, pero no se perciben  a sí mismos como un proyecto agotado.

Acuden a las conferencias con entusiasmo, deseando aprender. Y se esfuerzan por conseguir lo mejor para sus carreras profesionales. Son un auténtico ejemplo de vitalidad y entusiasmo. Un ejemplo a seguir en estos días tan tristes para todos nosotros.